ALHAURÍN EL GRANDE

HISTORIA

Las primeras evidencias de ocupación atestiguadas en el término municipal corresponden, por el momento, al Neolítico. La presencia de las culturas fenicia y griega es muy probable, si bien son pocos los restos que permiten documentarlas. En cambio, la ocupación romana se hace indiscutible a la luz de los hallazgos, especialmente en el yacimiento de Fuente del Sol, una de las principales villas del período. Tras la época visigoda, la invasión islámica supondrá para Alhaurín un auténtico revulsivo y esplendor en lo que la agricultura, artesanía y comercio, entre otros sectores, se refiere. Buena muestra de la prosperidad que se experimentó constituye ingenios hidráulicos como el Molino Morisco de los Corchos o fortalezas como la Torre de Hurique y el Castillo de Fahala. Formó también parte del Alhaurín musulmán uno de los monumentos más representativos de la localidad: el Arco del Cobertizo, uno de las puertas de entrada al asentamiento amurallado. La reconquista de Alhaurín el Grande es ejecutada por los Reyes Católicos en Mayo de 1485, quedando desde entonces la Villa incorporada a la Corona Castellana. Los primeros cambios se producirán en el núcleo religioso, proyectándose la construcción de la actual Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación sobre una antigua fortaleza. En ella se venerará la imagen de Nuestra Señora de Gracia como patrona de Alhaurín el Grande. En el entorno, aparecerán instituciones como el Concejo, el Pósito o el Real Hospital de Santa Catalina Mártir. Actualmente se puede contemplar en la fachada de la Casa Consistorial, si bien esa no fue su ubicación original, pues en principio se disponía en el antiguo pósito de la localidad. Porta una inscripción en la que se puede leer "ESTA OBRA MANDO HAZER ESTA VILLA POR ACVUERDO DE LA CIVDAD DE MALAGA SIENDO ALCALDES ORDINARIOS DE ESTA VILLA LAVRECIO ROMERO I DIEGO SAHES DE ARADA ACABOSE AÑO 1609". Aparece cuartelado, con la representación de dos leones rampantes y dos torres, símbolo de las coronas de Castilla y de León. A su alrededor se encuentra el Toisón de Oro, adoptado por Carlos I como soberano de la Orden. Lo abraza un águila imperial bicéfala coronada, utilizada por la dinastía de los Habsburgo como símbolo de la unión del Sacro Imperio Romano Germánico con la Monarquía Hispánica. 0tro de los hitos importantes acontecerá en el Siglo XVII, cuando los alhaurinos compren su jurisdicción a la Corona, quedando incluida la localidad en el denominado Corregimiento de las Cuatros Villa. En la centuria posterior el pueblo crece y aparecen ermitas que se unen a las existentes, como la de Cristo de las Agonías (1783) o la de San Gaudencio (1790). De este siglo también se tiene referencias de las conocidas como Cuevas del Convento, donadas por la Cofradía de la Vera Cruz a los franciscanos para el establecimiento de un Hospicio. El Alhaurín del dieciocho se vio enriquecido con palacios y casas señoriales. Buena prueba de ello constituye el Palacio de Montellano, que llegó a tener la bodega más extensa de Andalucía.

FOTOS DEL AYUNTAMIENTO Y ERMITAS DE ALHAURÍN EL GRANDE.

LUGARES DE INTERÉS

Museo del Pan: Se trata del primer museo de España que reúne sus características. Su visita ofrece un recorrido por la historia del pan como alimento y su elaboración a lo largo del tiempo, todo ello apoyado con completos paneles explicativos. Así, se distinguen varias secciones dedicadas al cultivo del cereal, a la molienda, a la evolución de la maquinaria del oficio y, además, se recrea la panadería de la familia que lo ostenta a principios del siglo XX.

El Molino de la Paca: Con más de 120 años de actividad, los visitantes pueden observar y comprender desde el método tradicional de obtención del aceite de oliva hasta las nuevas técnicas utilizadas, así como degustar o comprar productos regionales. 

Molino Morisco de los Corchos: Cerca de los restos de la Fortaleza de Fahala, un bello y frondoso paraje acoge a este molino harinero hidráulico de cubo reconocido como Patrimonio Inmueble de Andalucía, siendo uno de los pocos de su clase que aún perviven en Málaga en muy buen estado gracias a la tradición familiar y conservación de sus propietarios. Situado en la ribera del río Fahala, de cuyas aguas toma la energía desde época medieval (siglo XV), su actividad principal era la molienda de trigo y otros cereales, si bien debe su nombre a que entre 1905 y 1941 se utilizó para moler corcho, que servía como aislante de la uva que iba a ser exportada.

Fuente Lucena o de los Doce caños: Bella y singular fuente ubicada en la travesía hacia Coín, cuyo nombre se debe a que los caños originales fueron fabricados en Lucena, si bien también se dice que esa fue la localidad de procedencia de la familia que la construyó. También es llamada de los Doce Caños por el número de tubos que conforman su vasto manantial. Las aguas de su nacimiento ya fluían en la época romana, siendo recomendadas en el siglo XIX para los enfermos de tuberculosis, y aprovechadas más tarde por los grupos de mujeres que se reunían en el lavadero público ubicado al pie de la fuente. Las líneas curvas de su estructura confieren sensación de movimiento y en el centro cuenta con una pequeña hornacina con una cruz.Los más viejos del lugar cuentan que no ha dejado de dar agua ni en las peores épocas de sequía, si bien es cierto que hoy día es alimentada mediante un circuito cerrado que el servicio de aguas del Ayuntamiento recicla periódicamente.

Fortaleza o Castillo de Fahala: Era un recinto amurallado nazarí ubicado a las afueras del pueblo y situado en una planicie elevada de zona estratégica. Servía de puesto defensivo y silo del grano obtenido de los numerosos molinos que aprovechaban la fuerza del agua del río Fahala. Hoy día pueden apreciarse restos de muros, cerámicas, tejas y ladrillos, y el Ayuntamiento, que adquirió los terrenos en 2006, está llevando a cabo un proyecto arqueológico y arquitectónico para revalorizar el monumento. A sus pies discurre el arroyo Sanguino, del que cuenta la leyenda que debe su nombre a la sangre que corrió por él durante la batalla de la Reconquista.

Torre de Hurique: Tipo de fortificación que proliferó en Andalucía durante el último emirato musulmán, en los siglos XIV y XV, siendo una de las dos que se conservan integras en la provincia de Málaga. Formaba parte de una alquería o lugar asociado a la explotación del campo. La elevada torre de 13 metros de altura era un sistema defensivo que favorecía la vigilancia a distancia, sirviendo además de refugio al campesinado durante un ataque. Su nombre podría derivar del último alcaide musulmán que la defendió. Pasó a manos cristianas en 1485 tras la conquista de Alhaurín, añadiéndosele posteriormente elementos como el campanario de ladrillo con arco de mediopunto y la escalera de acceso a la torre. Tras la revuelta morisca de 1569-70 se produjo una evacuación masiva de la población morisca de esta zona.

Cuevas del Convento: El encanto y el misterio se dan la mano en los bajos del Ayuntamiento. Compuestas por cinco cámaras construidas con cantillos y una cripta descubierta en 2001, poco se sabe de estas cuevas que si bien pudieron ser sótanos de un castillo, aljibe, polvorín, caballerizas o bodega, se conoce con certeza que sirvieron de almacén a los monjes franciscanos y de cobijo a familias pobres a mediados del siglo XX. Hoy rehabilitadas, se utilizan para albergar actos culturales en un marco único.

Cruz de la Misión: Aunque en un principio fue de madera, tardó poco en erigirse como Cruz de Piedra en recuerdo de las misiones celebradas con la Orden de los Capuchinos de Antequera desde de 22 de enero hasta el 3 de febrero de 1898. Está ubicada en un punto de encuentro donde confluyen importantes calles como Carretera de Cártama, Avd. de la Libertad y Avd. Gerald Brenan, también conocida como Camino de Málaga, principal entrada al centro histórico y una de las calles con más vida del pueblo, en la que se dan cita numerosos comercios y gran variedad de bares y restaurantes donde comer o tomar algo.

Portón de San Rafael: Construido en el S.XVIII, es un arco de forja incrustado en un arco de medio punto. Daba entrada a la Hacienda de San Rafael, que formaba parte de una Capellanía, siendo muy concurrida en su época la celebración del día del Santo.

Arco del Cobertizo: Situado detrás de la Parroquia, desde finales del siglo XII formaba parte de la muralla de protección, siendo la entrada a la Medina y dando acceso a la alcaicería o zoco árabe, donde se comerciaba con seda y productos agrícolas y ganaderos.

Escudo de Armas: El más antiguo, esculpido en piedra en 1609 como indica su inscripción, está y ha estado siempre ubicado en las fachadas de los distintos edificios consistoriales con los que ha contado el pueblo. Su simbología abarca una buena parte de la historia de la España de la Edad Moderna: los leones rampantes y las torres de las Coronas de Castilla y León, el Toisón de Oro de Carlos I, y un águila imperial bicéfala coronada de la Dinastía de los Habsburgo. Posteriormente, el rey Fernando VI añadió la flor de lis de los Borbones en agradecimiento a la generosidad de los alhaurinos que regalaron 16 caballos al ejército para congraciarse con él.

Mercado Municipal de Mayoristas / Museo de la Agricultura: El origen del Mercado de Abastos data de 1787 en "las cuatro esquinas", pasando en 1900 a la Plaza Alta y en 1952 a la Plaza de La Legión. El actual, inaugurado en 1986, ha sido mejorado, acondicionado y modernizado en varias fases, siendo uno de los más importantes de la provincia de Málaga y el único activo en la Comarca del Guadalhorce, vendiéndose diariamente al por mayor productos de la huerta local y comarcal. En su primera planta, justo encima del bar del Mercado, se ubica el Museo de la Agricultura, con una colección de más de 200 piezas originales donadas por los vecinos, de uso agrícola, ganadero y costumbrista, propias del periodo comprendido entre los años 1870 y 1960, tales como arados romanos, orzas o lebrillos de cerámica, o útiles para la trilla, el laboreo, las faenas del pan de higo o el trabajo del esparto.

Plaza Alta: Si algo define a los habitantes de El Lugá es su iniciativa, generosidad y hospitalidad, además de que les gusta llamar a las cosas por su nombre. Pocos podrían pensar viéndola hoy que la que también fuese conocida como Plaza del Toledillo albergó en el siglo XVIII un cuartel de caballería, y durante la primera mitad del XX desde el mercado del pueblo, verbenas y ferias, hasta partidos de fútbol y corridas de todos. Hoy día sigue siendo una plaza de referencia, dotada de zonas de descanso y que cuenta con jardines en los que destacan árboles de sombra de gran envergadura.

Plaza Baja: Además de la Iglesia Parroquial, esta plaza albergó desde el siglo XVII el Palacio de los Condes de Fernán Núñez, que en el XVIII, ya conocido como Palacio de Montellano, poseía la bodega más extensa de Andalucía. En 1969 se demolió lo que quedaba de él, si bien aún se conservan algunos vestigios entre los que destaca el artesonado original del comedor. La Plaza Baja es hoy referencia y emblema alhaurino, y un lugar apacible y recomendable para descansar y disfrutar de su casco histórico.

Teatro Municipal ¨ANTONIO GALA¨ : Inaugurado en noviembre de 2010, este moderno espacio escénico cuenta con un patio de butacas con capacidad para 500 personas, sala de ensayos, camerinos y bar-cafetería.  Su interior presenta un colorido que juega con tonos rojos y elegantes acabados en madera, además de singulares detalles arquitectónicos y decorativos, como un poema que Antonio Gala dedicó a Alhaurín el Grande plasmado en una de las paredes.                      Su funcionalidad, versatilidad y polivalencia quedan patentes con los telones motorizados, la escena completamente desmontable, el proyector de amplia resolución y su gran pantalla. Nuestro andaluz universal e hijo predilecto, que definiera a esta tierra como "el pueblo que yo soñé", se merecía un teatro así.

Casa de la Cultura: Emblemático edificio de mediados del siglo XIX construido como lugar de residencia del sacerdote Domingo María de San Román, muy querido en su época por su implicación en la sociedad alhaurina. Hoy rehabilitado, es un edificio municipal que ofrece talleres y cursos y en el que se realizan actos de diversa índole, exposiciones y muestras.

Biblioteca Municipal ¨ILDEFONSO MARZO¨ : La concepción arquitectónica de este edificio, basada en el espacio y la luz, ya nos indica que estamos ante una biblioteca moderna y funcional. Equipada con las últimas tecnologías, alberga en su interior dos fundaciones en memoria de ilustres personajes que eligieron pasar sus últimos años de vida en Alhaurín el Grande. En la primera planta, la Sala Gustavo Thörlichen cobija la totalidad de su obra pictórica, con unos 2.500 originales. En la segunda, la Fundación Gerald Brenan contiene los más de 5.000 volúmenes de su biblioteca personal y una colección de fotografías donadas por el ilustre hispanista. Igualmente cuenta con un magnífico Salón de Actos con capacidad para 250 personas y una Sala de Exposiciones con una importante trayectoria, lo que convierte a este edificio en centro de la actividad cultural de Alhaurín el Grande y referencia a nivel comarcal y provincial.

Ayuntamiento: La Casa Consistorial de Alhaurín el Grande se sitúa junto a la Ermita de la Santa Vera-Cruz, en el lugar en el que en 1750 los franciscanos establecieron el Convento de San Francisco, al que se adhiere a primeros del siglo XIX el Hospital de Santa Catalina, que fundado originariamente por los Reyes Católicos en la Plaza Baja, estuvo funcionando hasta 1973 como Casa de Socorro. La plaza merece una parada para contemplar las Columnas Romanas junto a la placa conmemorativa del bicentenario de la Guerra de la Independencia (1808-2008) y las espectaculares vistas del Valle del Guadalhorce que ofrece el Mirador del Convento, al igual que ocurre con el de Huerto Mateo.

ERMITAS Y LA PARROQUÍA DE LA ENCARNACIÓN

Ermita del Cristo de la Agonía: La inscripción que aún conserva su fachada indica que "ESTA CAPILLA SE HIZO A EXPENSAS Y SOLISITVD DE FRANCISCO VICENTE DE BVRGOS. AÑO DE 1783". Sencilla y de interesante fachada barroca de vanos y curvas, en ella se rinde culto al Cristo de la Agonía, única talla que salió indemne de los sucesos de 1936 y con ello la imagen más antigua conservada, de la que cuenta la leyenda que a mediados del siglo XIX ayudó a sanar a muchos enfermos de cólera que a este Cristo agónico se encomendaron.

Ermita de San Antón: Entre las serpenteantes calles del barrio de El Chorro nos encontramos con este templo del siglo XVIII que rinde culto a San Antón, monje cristiano egipcio, patrón de los animales domésticos, que vivió entre los siglos III y IV. El día de su festividad, 17 de enero, es típico que los vecinos acudan con sus mascotas para que reciban la bendición del santo, que es sacado en procesión en un trono portado tanto por hombres como por mujeres y acompañado por una de las bandas del pueblo.

Ermita de la Santa Vera-Cruz: También llamada Ermita del Convento, es la sede canónica de la Real, Muy Antigua, Ilustre y Venerable Cofradía Franciscana del Cristo de la Vera-Cruz, María Santísima de la Soledad y del Santo Sepulcro - Los Verdes -. Referencias históricas confirman que la ermita original ya existía en 1542. Fue cedida a los franciscanos en 1750, siendo estos expulsados por las tropas napoleónicas, que la utilizaron como cuartel y almacén de saqueo. En retirada, los franceses volaron el templo el 27 de agosto de 1812, muriendo 104 vecinos en uno de los días más negros de la historia de Alhaurín el Grande. De la ermita actual, obra de 1921 que el arquitecto José Novillo Fertrell no pudo ver acabada en vida, destaca su fachada neogótica. Gran parte del patrimonio y las imágenes originales de los sagrados titulares fueron destruidas durante la guerra civil.

Ermita de San Sebastián: Se cree que fue un antiguo santuario musulmán, apareciendo como ermita de culto a San Sebastián Mártir, patrón de Alhaurín el Grande, desde los repartimientos de tierras de 1495. Destaca su fachada de estilo andaluz, reformada a lo largo de los siglos y rematada por espadaña de dos campaniles. La contienda del 36 afectó al edificio, siendo quemados el retablo mayor y todas las imágenes, si bien la mano derecha del Nazareno fue salvada por el hermano Blas Plaza en un valeroso gesto, posibilitando que hoy día forme parte de la imagen actual. El edificio fue utilizado como caballerizas y albergue para los refugiados procedentes de otros pueblos de la provincia, siendo recuperado para el culto tras finalizar la Guerra. Es la sede canónica de la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Mayor Dolor - Los Moraos -.

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA ENCARNACIÓN:

Declarada Bien de Interés Cultural en 2004, fue construida en 1505, se dice que sobre las ruinas de una mezquita árabe. De origen gótico y reformas neoclásicas, con tres naves en forma de cruz, su característica torre de planta cuadrada y campanario octogonal es un símbolo de la localidad, como lo es su patrona, la Virgen de Gracia, tallada por Francisco Palma Burgos en 1937 tras la destrucción de la talla original, de la que se cuenta que fue donada por los mismísimos Reyes Católicos, quedando constancia escrita de que el templo también albergó un cáliz con el escudo de armas de los monarcas, hoy desaparecido. Además de la talla de la virgen, en 1936 fueron quemados el archivo parroquial, un órgano monumental, imágenes, retablos y cuadros de gran valor, entre ellos un lienzo de San Francisco de Asís atribuido a Murillo. El retablo neoclásico y barroco es de 1959, obra del imaginero Pedro Pérez Hidalgo. A los pies de la Virgen podrá ver la media luna de plata donada por el vecino Juan Benítez en 1683.

NATURALEZA

PARQUE DE LA LIBERTAD:

Alhaurín el Grande ofrece una amplia diversidad de parques y jardines públicos municipales de gran belleza y esmerado diseño, entre los que se encuentran los de Huertas Altas, Nacimiento, del Palomar, Arquilla del Agua, Mirador Huerto Mateo, Ferial Alcalde Antonio Solano, del Jorobado o el Lagartijo, entre otros. Uno de los que mayor encanto posee es el Parque de la Libertad. Inaugurado en 2006, goza de una zona verde de unos 4.400 m2, en la que poder disfrutar de la preciosa panorámica llena de vida que ofrece la conjunción de sus árboles autóctonos, arbustos mediterráneos, flora y plantas aromáticas y cascadas de agua, todo ello repartido en tres niveles de altura. Además, también cuenta con mirador y parque infantil.

HUERTA:

Enmarcada en la tónica general del Valle del Guadalhorce, la huerta alhaurina constituye un gran atractivo por su riqueza natural, así como por su reconocido valor paisajístico, medioambiental y cultural. Con una amplia predominancia del regadío, esta zona se consolidó como La huerta de Málaga. Los cítricos representan el principal cultivo, en especial la naranja y el limón. Las especies frutales comprenden una amplia gama de productos como melocotones, albaricoques, nectarinas, peras, etc. Por último, son destacables los cultivos hortícolas, entre los que predominan tomates, pimientos, patatas, lechugas, etc. En la actualidad se apuesta por una vuelta al cultivo tradicional en el que se prioriza la agricultura ecológica.

SIERRA DE ALHAURÍN EL GRANDE: 

El principal atractivo natural de Alhaurín el Grande es, sin duda, la sierra de la localidad. En la actualidad está catalogada como Complejo Serrano de Interés Ambiental (CSIA) con máxima protección por sus valores paisajísticos y geomorfológicos. Sus cumbres descienden gradualmente hacia el oeste, donde conforman el conocido como Puerto de los Pescadores, un paso natural desde el interior a la costa usado a lo largo del tiempo. En la zona más cercana a Alhaurín de la Torre es donde se concentran las mayores pendientes, en muchos casos cercanas al cien por ciento. En este caso destacan las conocidas como el Tajo de la Yedra, del Águila o del Caballo. La sierra acoge un gran acuífero, cuyas reservas de agua manan, dando lugar a gran número de fuentes, manantiales y nacimientos. De entre ellos es destacable el presente en la propia sierra, a 538 m.s.n.m., y conocido como Fuente del Acebuche que data de 1945 y se encuentra en uno de los espacios naturales más significativos de la sierra. Por ello se ha convertido en una de las visitas obligadas, con varias rutas señalizadas de senderismo y cicloturismo muy atractivas tanto para deportistas como aficionados, perteneciendo parte de estas rutas a la Gran Senda de Málaga. Entre los puntos singulares de mayor atractivo se encuentran los miradores naturales desde los que recrearse con espectaculares vistas panorámicas, la Casa del Guardamontes, y la Fuente del Acebuche, que, salvo en casos excepcionales de sequía, tiene agua durante todo el año, siendo uno de los lugares idóneos para disfrutar de la diversidad de aves que acuden a beber. Ideal para hacer montañismo.

GASTRONOMÍA

La tierra alhaurina provee de gran cantidad de frutas y verduras que, cultivadas en nuestras huertas, son consumidas por los vecinos de forma tradicional desde hace siglos. Entre ellas destacamos las naranjas y mandarinas, las ciruelas y los albaricoques, las granadas, los aguacates y las uvas, y hortalizas como el tomate, el pimiento, la berenjena, la coliflor y las acelgas entre otros. El ingenio y el buen hacer de los vecinos mantiene tradiciones como la elaboración para consumo personal de aceite, aceituna aliñada y vino entre otros. Todos estos productos y su elaboración tradicional conforman una dieta típicamente mediterránea.

FIESTAS

San Antón, 17 de Enero: En la Barriada homónima se conmemora la festividad del Patrón de los animales. La celebración de una misa y la posterior bendición de animales dan paso al traslado procesional de la imagen, finalizando la jornada con la tradicional degustación de buñuelos y chocolate.

San Sebastián, 20 Enero.

Carnavales, Febrero: Se han convertido en una de las citas más esperadas no solo por los alhaurinos, sino también por carnavaleros de toda la provincia de Málaga. Años de tradición y trabajo han conseguido que su concurso de agrupaciones cuente con un prestigio reconocido más allá de nuestra provincia. A este acompañan actividades diversas, como conferencias, fiestas infantiles, cabalgata, etc. 

Semana Santa, Marzo o Abril: El tiempo de cuaresma da paso a la Semana Santa, en la que la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús son conmemoradas por las dos Congregaciones de Pasión de la localidad: la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno (los moraos) y la Cofradía de la Santa Vera Cruz (los verdes). De entre las actividades que se realizan, es destacable la escenificación en vivo de la Pasión de Jesús. Junto a las cuidadas salidas procesionales, ambas congregaciones realizan una encomiable acción cultural que implica a buena parte de la juventud alhaurina. La tradición y el buen hacer han llevado a su declaración como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. 

Romería Villafranco del Guadalhorce, 1 de Mayo.

Festividad del día de la Cruz: 3 de Mayo: En los primeros días del mes de mayo Alhaurín el Grande vive una de sus grandes fiestas de gloria, el Día de la Cruz. Se celebra entre el 1 y el 3 de mayo, cuando la Cofradía de la Santa Vera Cruz (Los Verdes) organiza actos y cultos religiosos, desfiles de bandas de música y procesiones en honor a su principal titular, el Cristo de la Vera Cruz. Resulta singular cómo los hermanos de la Cofradía engalanan sus balcones con cruces y paños verdes en estos días.

San Isidro Labrador, 15 de Mayo: Se celebra en la Barriada de San Isidro, donde se realizan diversas actividades. Entre ellas cabe destacar el Encuentro Nacional de Bolillos, así como mercadillos y exposiciones de productos, pero sobre todo la degustación de la Cachorreña y el Mojete, platos típicos alhaurinos. Esta fiesta de la Cachorreña, que se enmarca en la festividad de San Isidro, ha sido reconocida como Fiesta de Singularidad Turística Provincial.

Feria de Mayo, última semana de Mayo: La feria de Alhaurín el Grande se ha convertido en una de las más importantes de la Provincia de Málaga. La Feria de Día se celebra en las calles del Centro Histórico de la localidad, donde gran cantidad de personas se congregan para disfrutar de bailes y buen ambiente. Esta da paso a la Feria de Noche, que se celebra en el Recinto Ferial, donde se concentran las tradicionales atracciones de feria, casetas, etc.

Ferias y Fiestas de Villafranco del Guadalhorce, primer fin de semana de Julio.

Festividad del día de Jesús, 8 días después del Corpus: El Día de Jesús se celebra ocho día después del Corpus Christi, extendiéndose también a los dos días anteriores. Así, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno (Los Moraos) organiza actos y cultos religiosos, desfiles de bandas y procesiones en honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno, constituyendo ésta otra de las grandes fiestas de gloria de la localidad. Los hermanos de la Hermandad engalanan sus balcones con paños morados en estos días de celebración en honor a su titular. 

Festividad de Nuestra Señora de Gracia, 15 de Agosto: La festividad de la Patrona de Alhaurín el Grande es recibida con gran júbilo por sus vecinos. Cada año, en tres días previos al 15 de agosto, la imagen de Ntra. Sra. de Gracia visita tres barrios de la localidad, los cuales se engalanan para tal fin. Llegado el día 15 se procede a la salida en procesión de la imagen, que es portada por los jóvenes que alcanzan la mayoría de edad ese año.

Romería en Honor al Cristo de las Agonías, Septiembre: Los actos, que tienen lugar en honor al Cristo de las Agonías, comienzan con la celebración de una misa en la Parroquia a la que sigue el tradicional desfile de carrozas y caballistas acompañando a la imagen hasta la Finca la Mota, donde tiene lugar una jornada de diversión y esparcimiento.

RUTAS

Alhaurín el Grande es un lugar privilegiado para los amantes del senderismo y el cicloturismo. La Sierra con sus espectaculares vistas, así como la importante presencia de especies vegetales y faunísticas, hacen de este entorno un tesoro natural único, con innumerables rincones de gran encanto, muchos de ellos señalizados mediante rutas de dificultad variable.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos al Ayuntamiento de Alhaurín el Grande su especial colaboración con este reportaje, en especial a Toñi Garcia, del departamento de Prensa.

RECOMENDACIONES

¿DÓNDE COMPRAR?

Quesos El Pastor del Valle: Empresa familiar formada hace más de 25 años por Antonio Vega y Pepi Burgos. Sus quesos están elaborados con antiguas técnicas artesanales y su leche, además de ser de ganadería propia, no usa ningún tipo de aditivo ni conservante artifical. Los Quesos han obtenido varios premios. Dirección: Huertas Altas Nº3 - Pdo. Montanchez - Alhaurín el Grande (Málaga). Tlf: 952-490-357. (Vea la sección Málaga Gourmet para más información sobre la Quesería).