Algarinejo se localiza al norte del Poniente Granadino, su paisaje, quebrado y montuoso entre el que destacan sierras, ríos y barrancos y su complicada orografía le ha mantenido apartado de los bruscos cambios que en otros lugares ha producido la industrialización; en Algarinejo todavía se respira ese aire de pueblo, auténtico, rural, que atrae a turistas y visitantes que encuentran en Algarinejo una amplia y completa oferta de servicios, alojamientos y actividades turísticas modernas y calidad.

En Algarinejo pueden encontrar monumentos histórico-artísticos reconocidos como tales, entre los que destaca la iglesia Sta. María la Mayor, o las distintas torres atalayas que se alzan en el territorio, recuerdo de otros tiempos; el pasado árabe y castellano se refleja también en el casco histórico de la localidad, formado por el Barrio Andalusí y el Barrio Castellano, cuyos elementos más significativos son recorridos e interpretados por la Ruta Urbana Monumental que guía al visitante en sus pasos.

Algarinejo cuenta también con la presencia de un patrimonio arqueológico y etnológico que incluye lugares, bienes y actividades que constituyen formas relevantes de expresión de la cultura como son fábricas, molinos de cubo, batanes, norias, acequias, y muchos de estos elementos se encuentran inmersos en algunas de las diez rutas senderísticas que recorren el término municipal.

La cercanía de Algarinejo a las sierras y al pantano permite la práctica de deportes de riesgo o en la naturaleza, como el parapente, la escalada, el senderismo o ciclismo, el piragüismo, el barranquismo o la pesca deportiva.

En fin, Algarinejo es un lugar idóneo para los amantes de la historia, de la naturaleza, de la tranquilidad, del buen comer y de la calidad de vida.

Iglesia Santa María La Mayor

Es el monumento más importante de la villa. Fue erigido en el año 1779, en estilo neoclásico puro, por el arquitecto Ventura Rodríguez -lo que la enlaza con los templos de Santa Fe y Vélez de Benaudalla-, y sufragada por el V marqués de Algarinejo.

El edificio se alza sobre el solar de una primitiva iglesia, también bajo la advocación de Santa María la Mayor, que existió en Algarinejo desde el siglo XVI hasta el año 1772 en que fue derruida para la construcción del nuevo templo, según consta en el Libro Primero Antiguo del archivo parroquial.

Catorce años y medio tardaría en erigirse la nueva iglesia, desde 1779 hasta 1794. El encargado del proyecto fue Ventura Rodríguez, arquitecto municipal de Madrid, y con obras tan emblemáticas como la fuente de la Cibeles o el camarín de la Virgen del Pilar de Zaragoza. También fue director de la sección de arquitectura de la Academia de San Fernando desde 1752. En la dirección de la obra intervinieron los arquitectos Francisco Aguado y Francisco Quintillán.

El afamado arquitecto proyecta un edificio de gran tamaño, regido por la austeridad y la escrupulosa simetría, con ausencia de motivos decorativos superfluos. Es de planta de cruz latina, con una gran cúpula en el crucero realizada de ladrillo, y consta de tres naves. La nave central es la más importante, tanto por su altura como por su anchura. Está separada de las naves laterales -en las que se abren varias capillas- por pilares simples y arcos de medio punto, y se cubre mediante bóveda de medio cañón con arcos fajones. El altar mayor es de planta cuadrada, cubierta con una bóveda de medio cañón y rematada por un arco triunfal de medio punto. Está presidido por un tabernáculo de columnas dóricas. A ambos lados del altar mayor se abre la sacristía y la capilla del Nuestro Padre Jesús Nazareno.

El interior de la iglesia estuvo cubierto por una capa de yeso, al parecer como desinfectante frente a los brotes de epidemias. Así permaneció hasta la década de los 80 en la que fue restaurada. En la actualidad el interior del templo está prácticamente desornamentado, salvo algunos encuadres en las ventanas, puertas, frontones y cornisas. Combina vanos de medio punto, óculos ciegos y ventanas adinteladas. Destaca la torre que asoma tras la cabecera del temólo.

En el exterior destaca un reloj de sol, con esfera de piedra circular, incrustado en una de sus esquinas, que data del año 1790.

La iglesia posee tres portadas realizadas en piedra de cantería. La fachada principal, orientada hacia el sur, está situada a los pies del templo y está precedida por dos graderías. Se dispone mediante una puerta adintelada, enmarcada por moldura y frontón curvo. Más arriba un óculo ciego y, finalmente, un frontón triangular resultante de la cubierta a dos aguas de la nave, perforado en su centro por un vano adintelado.

El inmenso tamaño del templo, comparado con la población que debía tener Algarinejo en el siglo XVIII, se debe, según la leyenda, a una promesa realizada por el V marqués de Algarinejo: Francisco de Paula Fernández de Córdova. El noble, que también era marqués de Cardeñosa, de Valenzuela, conde de Luque y señor de la villa de Zuheros, se hallaba en Madrid cuando le acometió una grave enfermedad de la que pensaba morir. En su apuro se encomendó a Nuestro Padre Jesús de Algarinejo, y le ofreció, si sanaba, erigirle en la villa una iglesia todo lo mejor que pudiera. El noble alcanzó la curación y sus cuantiosas rentas, teniendo en cuenta que poseía la mayor fortuna de todos los nobles no grandes de España, se volcaron en la construcción de la nueva iglesia. Esta leyenda está reflejada en un lienzo que pende en la capilla-sagrario de la parroquia, la que también guarda en su interior interesantes retablos neoclásicos.


¿QUÉ VISITAR? : Iglesia Santa María La Mayor, Ermita del Santo Cristo del Calvario, La Fábrica, Casa Parroquial, El Barrio Castellano, Ayuntamiento Viejo, Altares urbanos, Cruces Rurales, Molino del Agua, Puente de los Morales, Noria de la Gancha, Restos del Palacio de los Córdova, Barrio Andalusí, Barrio " El Castillo", Puente Hundido, Castillo de Cesna (o de Turrush), Castillo de Torre Pesquera, Poblado Minero de Sierra Ojete, Poblado "El Peñón", Poblado "Fuentes Viejas", Calderas y Tajos de Nueva España, Sierra de las Chanzas, Tajos de Chite, Corredor Verde Río Pesquera, Cerradura del Pesquera, Tajo de la Villavieja, Parque Cultural Cesna, Playas de Cesna, Zurreón de las Llanadas, Cataratas y Pozas de Nueva España, Zurreón de Turca, Zurreón de Chite, Zurreón de la Viña, Alamedas de Nueva España, Pinar "Puente de los 7 ojos", La Venta de Pesquera, Encinar " Dehesa del Molinillo", Cerradura del Pesquera.

FESTEJOS: Día de la Candelaria (madrugada del 2 de Febrero), Carnaval (Miércoles de Ceniza o en su caso fin de semana siguiente).

RUTAS

RUTA DE LA AGRICULTURA

RUTA 1: Se inicia en el enlace entre la N-321 Loja - Priego y el camino rural que parte hacia las llanuras de "El Raso" transcurriendo por un conjunto de cortijos que son articulados por la Vía Pecuaria. Tras varios cruces que parten hacia el norte y que se dejan a mano derecha y después de atravesar el "Arroyo Palancar", vira hacia las haciendas del "Raso Alto y Bajo", para dirigirse suavemente hacia las tierras de Palancar. Aquí el itinerario intersecta la carretera local Algarinejo - Fuentes de Cesna, punto final del recorrido e inicio de la Ruta 10 (Ruta de la Frontera ). Si se continúa unos 700 m a la orilla de la carretera en dirección este, conectaremos con un camino a mano derecha de la carretera NO2 que parte hacia el "Molino de Chicurro" y el "Río Pesquera" (Ruta 4). 

El recorrido se desarrolla por las serranías medias-altas de la zona geológica Subbética que circunvalan la depresión de "El Raso" y las cuencas afluentes de la zona central del río Pesquera. En él podemos observar un bosque de galería en buen estado de conservación con dominancia de chopos, juncos, eneas, zarzales, majuelos, falsa retama y agracejo. En la cuenca del "Arroyo Palancar" aparecen, además manchas de bosque mediterráneo que alternan con cultivos, destacando bosquetes de quejigos centenarios (Q.faginea) en las zonas más húmedas. Un enclave botánico singular es "El Raso Bajo", a 150 m al este de los cortijos, donde se localizan 6-7 ejemplares de dimensiones espectaculares. Llamativa presencia de una fauna diversa, tanto en herpetos (Culebra Bastarda, Culebra de Escalera), mamíferos mustélidos y carnívoros (Comadreja, Tejón, Jineta, y el escaso Meloncillo), Liebre Común y Perdiz Roja, numerosas aves fringílidas e insectívoras en áreas arboladas, así como en aves rapaces (Águila Real, Águila Perdicera, Águila Culebrera, Buitre Leonado y Halcón Abejero en migración). En los arroyos aparece Boga (en declive), Barbo Gitano y Colmilleja, y varias especies de aves acuáticas: Garza Real, Focha Común, Gallineta Común y Ánade Real, de fácil observación en sus frecuentes movimientos hacia los dormideros nocturnos o para alimentarse. Algarinejo, descubre lo autentico. 

La agricultura de secano en la Depresión de "El Raso" y el regadío de las vegas de los arroyos ha sido la principal actividad humana de esta zona especialmente apropiada por la calidad de los suelos y unas formas del terreno muy llanas. En el III milenio AC, los primeros agricultores de la región iniciaron la explotación de herbáceas (forrajeras para ganado y cereales varios), alternando estacionalmente su cultivo con leguminosas (lenteja, haba, garbanzo, etc) con el fin de evitar el agotamiento del suelo. La ganadería se integraba para el aprovechamiento de rastrojos y aportaba una suficiente cantidad de materia orgánica para cerrar el ciclo agrícola de los nutrientes. Este modelo se mantuvo hasta el S.XX cuando la introducción de abonados químicos comenzó a alterar las prácticas históricas, si bien en esta zona aún pueden percibirse técnicas tradicionales y una notable calidad de los productos hortícolas. Como área de gran interés para la explotación agraria, aparecen numerosos cortijos en excelente estado de conservación, destacando el "Raso Alto" y el "Raso Bajo", grandes haciendas con hábitat anexo cuyo origen debe relacionarse con el repartimento durante el S.XVI de lotes de tierras concedidos a los nuevos pobladores castellanos tras la conquista del reino de Granada.

Dificultad: Baja-Media.

RUTA DEL AGUA

RUTA 2: Se inicia en el Abrevadero de la Harinera por ser un buen punto accesible con la red urbana de Algarinejo. A continuación se transita por un camino que conduce hasta el Río Turca desde donde arranca una vereda estrecha (1- 2 m) que llega al Salto o Cascada de Zurreón que va paralela al arroyo de igual nombre. Igualmente, junto al Río Turca, transita un camino hacia el este, hasta el puente que lo cruza , para ascender gradualmente por la base de la Loma del Moro Santo y en las proximidades de la carretera. Tras atravesar el Arroyo de Zurreón, y siguiendo la vía pecuaria, el recorrido finaliza en la Cruz de San Sebastián, nodo de conexión con la Ruta 5. 

Las altas pendientes y el elevado encajonamiento de los arroyos de Zurreón muestran un paisaje calizo de origen Jurásico muy abrupto y de gran calidad paisajística, las sierras de Algarinejo. Cárcavas, saltos y pozas de agua se suceden en profundos barrancos y arroyos, caso del Río Turca y sobre todo del Arroyo de Zurreón. En las márgenes de este sistema hidrológico aparece una vegetación riparia con sauces (Salix spp. ), álamos negros (Populus nigra) y olmos de forma ocasional (Ulmus minor), así como juncos, eneas, nogales centenarios, higueras y granados. Es un hábitat de interés para la observación de reptiles y anfibios (Culebra de Escalera, Rana Común) y sobre todo aves ligadas a masas arbóreas maduras como el Carbonero Común, el Herrerillo Común y otras aves insectívoras (Ruiseñor Común y Bastardo, Papamoscas Gris, etc). La presencia de mamíferos forestales (Garduña, Jineta) y aves rapaces de menor tamaño (p. ej Cernícalo Vulgar) tambiés está atestiguada. El Barbo es la especie pìscícola dominante por el uso del Río Turca como área de desovadero. 

Entre arroyos y barrancos de aguas transparentes, aparecen típicos elementos del hábitat rural, como el poblado del Peñón, muestra singular de la arquitectura popular andaluza. La Vía Pecuaria que transita de Arroyo Zurreón a la Cruz de San Sebastián es el principal elemento que articulaba el sistema ganadero, de gran importancia histórica en Algarinejo. Varios puentes de época medieval como el Puente Hundío se usaban para paso de ganados que buscaban los frescos pastos de las dehesas de encinar, cumpliendo además la función de cobro de impuestos por el tránsito ganadero. Abrevaderos y descansaderos facilitaban la trashumancia que consistía en mover de manera itinerante, oveja y vacuno, aprovechando las mejores estaciones de los pastos. Un intricado sistema de acequias, ramales y albercas o balsas de riego cuyo origen es de época medieval, facilitaba la explotación de las ricas y productivas huertas del entorno de Arroyo Zurreón. Higueras, granados y nogales centenarios crean un entorno donde la huella musulmana es apreciable por ser especies características del sistema agrario medieval. Los nogales centenarios de este auténtico paisaje arqueológico, aparecen como legado de otra actividad tradicional: el encurtido y lavado de cueros que se realizaba con la pulpa del nogal en el Cortijo La Tenería. 

Dificultad: Media-Alta.

 RUTA DE LOS MOLINOS Y ARROYOS DE ALGARINEJO 

RUTA 3: Esta espectacular ruta se inicia en Los Molinos del Arrabal, donde una vez en el Arroyo de los Morales lo vadearemos en su cauce hasta la Presa de la Central, donde el recorrido se bifurcará hacia el Arroyo Seco hasta el Puente del Albejanar, o por el Arroyo del Molinillo hasta la Fuente Vieja. El acceso a esta ruta puede hacerse peatonalmente por senderos desde el mismo casco urbano de Algarinejo o mediante tráfico rodado por la carretera Priego-Loja A4154, existiendo en la parte alta de la ruta un aparcamiento habitado para los visitantes. A nivel patrimonial su alto valor está reflejado por su catalogación como Espacio Fluvial de Oportunidad (EFO) por la Agencia Andaluza del Agua en base a sus recursos patrimoniales hidráulicos o asociados. Son innumerables y de alta calidad y conservación, destacando: Molinos del Arrabal (S. XIV-XX), Mini central Hidroeléctrica de las Llanadas (1925-1960), Torreta de Producción Eléctrica (1920-1960), Caz (S. X-XX), cantera de sillares (S. XVII-XIX), "Las Llanás" (Hacienda, Jardines Románticos y complejo fabril: S. XVIII-XX), Molino Harinero del Molinillo (S. XIX- XX). A nivel medioambiental nos encontramos en un medio calizo erosionado que ha dado lugar a un abrupto encajonamiento donde infinidad de fuentes y surgencias de bajo o nulo estiaje han provocado un ambiente geohidromorfológico en el que cascadas, pozas, tablas y toboganes se alternan en un ambiente vegetal ripario original y donde la baja antropización han permitido el mantenimiento de una variada fauna entre la que destacan especies protegidas como la nutria, el cangrejo autóctono, la boguilla, garza real, ánades, mirlo acuático o martín pescador. Ficha técnica Tipo de recorrido: Camino Rural de 4'5 m de anchura y veredas de 1-2 m para uso peatonal.

Dificultad: Baja - media.

RUTA DE LOS RÍOS Y SUS HÁBITATS 

RUTA 4: La ruta parte del "Molino Chicurro" tras acceder a éste desde un cruce de caminos que se inicia en la carretera comarcal Fuentes de Cesna - Algarinejo a la altura de "El Palancar". Después, el camino continúa desde "Chicurro" hacia el "Río Pesquera" y cuando intersecta con éste se convierte en una pequeña vereda que circula paralela al río por su margen derecha, para luego tras unos 150 m , cruzar al margen izquierdo. Tras recorrer unos 200 m , vuelve a vadearse el río para coger una Vía Pecuaria (Vereda Real Loja - Priego) por la orilla derecha, que transita entre los cortijos de " La Venta " y finaliza en la "Fuente de la Venta ". 

El "Río Pesquera" es el protagonista principal de esta ruta, con una geomorfología característica de un río ubicado entre montes y cerros de acusadas pendientes y un modelado kárstico moderado, pero de interés por lo abrupto del encajonamiento. Este río presenta, además, un caudal continuo, medio-alto, de naturaleza pluvial y un estiaje no muy acusado con numerosas pozas en el lecho y numerosas surgencias o pequeños arroyos que lo alimentan, sobre todo en la orilla derecha. Bosque de galería en buen estado de conservación y de gran interés, principalmente en el margen izquierdo (cruce del río con el camino "Chicurro" hasta " La Venta "), con sauces de forma dominante, álamos negros, olmos de manera ocasional, así como juncos, eneas, nogales centenarios y gran variedad de otras plantas hidrófilas. Es un hábitat de especial interés para la conservación de la fauna, donde podremos observar especies como el Busardo Ratonero, el Águila Culebrera, el Búho Real, el Mochuelo, el Autillo, la Jineta , la Garduña , el Tejón, la Perdiz Roja , el Conejo, la Liebre , etc., sobre todo en la "Sierra del Castillejo", próxima al río. Presencia, también, de Cangrejo Americano, Barbos de gran talla y Colmilleja en su cauce.

A pesar de la intensa ocupación del territorio, el "Río Pesquera" tiene un hábitat natural bien conservado, siendo el principal río de los Montes de Granada. Los numerosos lugares de interés etnológico que se localizan en su entorno, atestiguan un uso intenso del agua como instrumento del trabajo fundamental para la sociedad rural: "Acequia y Molino de Cubo de Chicurro", "Azud de la Confederación " (S.XX), "Casería de La Venta " (Ss.XVI-XX), "Molino de La Venta "; y enclaves paisajísticos remarcables: entorno "Chicurro"; "Río Pesquera" en su tramo central, " La Venta " (Casería y Fuente). La principal función histórica de este tramo del "Río Pesquera" ha sido la de nudo estratégico y área descansadero de la "Vía Pecuaria Loja-Priego", que se usaba para mover a larga distancia importantes ganados de ovejas. Ésta discurre paralela al río y vadea en varios puntos dificultosos de los arroyos. Tras conectar en el nudo de Palancar con la Vía Pecuaria Algarinejo - La Viña (Ruta 2) continúa hacia las tierras del Raso - Palancar (Ruta 1) buscando los ricos pastos estacionales de las "Sierras de Priego".

Dificultad: Baja-Media.

RUTA DEL PASTOREO

RUTA 5: La ruta se inicia desde la N-321 que es enlazada por un camino rural llano que transita entre olivares, bosquetes de encinares y antiguos cortijos como la aldea de la "Cruz de San Sebastián". Sin abandonar el camino principal se conecta con la "Realenga o Vía Pecuaria de Loja a Priego", donde se perciben amplias panorámicas paisajísticas sobre los Montes de Granada y las Sierras Subbéticas, debido a la altitud de la ruta. La Realenga desciende entre bosques mediterráneos muy maduros, para llegar hacia el excepcional enclave de los "Tajos de Chite", profundos barrancos de naturaleza caliza con formas paisajísticas singulares. Desde este lugar de interés, seguimos descendiendo por la Vía Pecuaria hasta conectar con la Ruta 4 en la "Cortijada La Venta " (Ruta de los Ríos y sus Hábitats), el otro punto de inicio inverso del itinerario y zona de descanso en los márgenes del "Río Pesquera", notablemente caudaloso en este enclave de interés ambiental y paisajístico. La ruta transita por un entorno de media montaña donde se diferencian dos unidades principales: la "Sierra de Castillejos", al Norte, y la "Sierra de Chite", al Sur que en sentido W-E cierran una cuenca interna como es el área de Chite. Estas sierras tienen una geomorfología singular de picos abruptos, emergentes y altas pendientes relativas, así como tajos y saltos sobre caliza ("Tajos de Chite"). Una pluviometría de 700 mm garantiza el abastecimiento de los arroyos y fuentes, caso del "Arroyo de Meliena - Chite" y la "Fuente de Chite". Es una zona de gran interés forestal, caso del enclave de Chite, dominado por la Encina (Qercus ilex) y formaciones arbustivas muy biodiversas: agracejos, jarales y enebros. El grado de humedad permite la aparición en las umbrías de quejigos (Q. faginea) de gran porte, que llegan a formar rodales puros o entremezclados. La complejidad aumenta con la aparición de especies más termófilas como la Cornicabra o el Lentisco en zonas bajas. Hay que destacar la existencia de árboles centenarios como algunos quejigos y la milenaria "Encina de Chite". Además es un cazadero ocasional y esporádico de grandes rapaces como el Águila Perdicera y el Águila Real. Presencia también de Culebra de Escalera, Culebra Bastarda, Garduña, Comadreja, Jineta, Gato Montés, Buitre Común en paso, Perdiz Roja, Paloma Torcaz, Cuervo Común, Rabilargo (en abundancia), Conejo y Liebre Común . 

La historia económica de Algarinejo durante los Ss. XVI-XX es la práctica ganadera, si bien el carácter pecuario del territorio debe iniciarse con anterioridad al menos desde época romana y potenciarse durante la época andalusí musulmana. La red de vías pecuarias de Algarinejo era estratégica para el movimiento de ganados, ovinos (oveja rabúa) y vacunos sobre todo, entre el valle del río Genil y la Subbética. En los caminos de carne (según denominación local) transitaban abundantes ganados, documentándose el cobro de impuestos en sitios de paso obligado (puentes). Esta trashumancia regional explotaba las dehesas de "Castillejo-Chite", encinares de gran porte con abundantes pastos en primavera-verano. La bellota era aprovechada por productores locales para la montonera de cerdo autóctono, hecho que origina una industria chacinera de calidad considerable que llega hasta nuestros días. La abundancia de lanas precisaba de una industria que acompañó al desarrollo ganadero, los llamados "Molinos batanes" que se construyen en los arroyos de Algarinejo a partir del S.XVI, para producir paños de calidad. También, los inmuebles de interés etnológico tienen una excelente representación en la ruta, con varias tipologías de diferentes etapas cronológicas (Cortijo Bentomiz, Cortijo de Chite) a lo largo de la Vía Pecuaria.

Dificultad: Baja.

RUTAS DE LOS MONTES Y LA MINERÍA

RUTA 6: La ruta se inicia en la unión con la vereda real de Loja en el entorno de "Chite" (Ruta 5). Tras dejar a la izquierda el sendero que se dirige a " La Zarzuela ", esta vereda desciende hacia "La Viña". Después de unos 500 m , encontramos un primer cruce donde debemos girar hacia la derecha por el camino que continua hasta el enclave " La Solana ", atravesando cortijos tradicionales entre cultivos de olivos y pequeños manchones de encinar. El recorrido se dirige, a continuación, hacia la "Sierra de La Tosquilla ", para finalizar en un antiguo poblado minero, de gran interés cultural. Desde aquí existe conexión con la red de senderos de "Parque Cesna", tras 1 km de bajada en dirección oeste hacia "Río Pesquera". Como elemento fundamental de este camino que transcurre a espaldas de la "Sierra de Chite" en dirección sur, destacaremos la "Sierra de La Tosquilla ", macizo perteneciente al complejo Subbético Medio con afloramientos calizos en la cumbre (canchales) tapizados de un interesante pastizal de media montaña. Ésta última presenta, además, materiales triásicos (arcillas, margas yesíferas, areniscas, etc). A pesar de este excepcional contexto geológico, el área está pobremente surcada por una red hidrográfica de gran caudal, aunque aparecen torrentes esporádicos como el "Arroyo del Salto", un afluente menor del Río Pesquera y nacimientos como las "Fuentes de Cortijo Solana". Quizás favorecidos por este carácter montano, todavía se conservan grandes pies aislados de encinas y quejigos entorno a las edificaciones rurales e interesantes manchas de vegetación mediterránea como las que aparecen al inicio de la ruta y al norte de las ruinas del poblado minero. 

Esta complejidad en el hábitat y la existencia de masas forestales verticales, condiciona la presencia de vertebrados como el Águila Culebrera y el Busardo Ratonero que necesitan del arbolado para la nidificación y el descanso. Son frecuentes, también los avistamientos de Búho Real hacia el "Río Pesquera". Además, existen buenas poblaciones de especies cinegéticas, sobre todo de Perdiz Roja autóctona en las laderas medias y bajas de los macizos serranos que circundan el recorrido. La minería, si bien presente desde el III milenio AC, es durante la época medieval cuando adquiere un impulso sustancial como explotación económica. El mineral beneficiado era el hierro presente junto a ocres usados para colorantes. Estos recursos etnológicos, herencia de las actividades mineras medievales y contemporáneas que se practicaban en las sierras de los alrededores son "Cortijos La Solana ", "canteras y minas de hierro de la "Sierra Tosquilla", hacienda del "Cortijo Tosquilla", " La Yesera " (horno de yeso), Via Pecuaria, etc. La zona minera de Sierra Tosquilla tiene un relevante conjunto arquitectónico e industrial muy bien conservado, que se mantuvo en explotación desde época medieval hasta los años cincuenta del S.XX. Durante la fase medieval, en estas canteras de Sierra Tosquilla se realizarían tareas de explotación mediante frentes de cantera o calerías desde superficie de las vetas de hierro aflorantes y la primera separación de gangas. Tras el control del mineral para imposición fiscal en Torre Pesquera (localizable en la cuenca de dicho río en el piedemonte occidental del macizo), el mineral se transportaba mediante caballerizas y barcazas hacia la cuenca del Guadalquivir y abastecer así los hornos de la excepcional artesanía metalúrgica de la capital medieval andalusí, Córdoba.

Dificultad: Media. 

RUTA DE LA VIVIENDA

RUTA 7: La ruta que recorremos, parte del cruce "Cordel de La Viña ", la vía pecuaria que atraviesa la aldea de " La Viña ", uno de los conjuntos arquitectónicos populares mejor conservados de Algarinejo. Tras enlazar a mano derecha con una serie de viviendas, el camino nos conduce hasta la "Barriada del Castillo", origen de este pueblo y objetivo principal del recorrido. Este enclave urbanístico de gran interés arquitectónico que se sitúa en las inmediaciones del enclave "Salto o Cascada de La Viña ", lugar de paso del itinerario, que continúa hasta conectar con la Ruta 8 (o Ruta de los Arrieros), de mayor longitud y con término en las inmediaciones del embalse de Iznájar. La aldea de " La Viña " se sitúa en las cercanías del piedemonte de la "Sierra de Chanzas" (calificada como Complejo Serrano de Interés Ambiental), el área montañosa más interesante del municipio y en cuyas cercanías se ubica su punto más alto: "El Morrón" con 1200 m sobre el nivel del mar. Este entorno es una cuenca alta con formas de campiña montañosa cuyo modelado abrupto lo realizan pequeños arroyos de montaña si bien continuos que se originan en la "Sierra de Chanzas". A destacar el "Salto de la Viña ", un lugar geológico e hidrológico singular. Dentro de todo este entramado urbano, podemos encontrar bosquetes de grandes encinas en el antiguo paso pecuario, junto a cornicabras, nogales e higueras centenarias que han resistido el paso del tiempo y la acción del hombre. 

Las observaciones de fauna normalmente serán escasas, excepto de aquellos animales propios del medio antrópico: Lagartija Ibérica, Salamanquesa Común, Gorrión Común, Golondrina Común, Avión Común, Vencejo Común, Ratón de Campo, Zorro, etc. El entorno de " La Viña " tiene una intensa explotación del territorio, en particular desde época andalusí, donde encontramos magníficos ejemplos de conservación de la arquitectura popular andaluza, como el "Barrio del Castillo", con unas formas prácticamente originales del S.XVI.. La vivienda tradicional se basaba en naves rectangulares con anchos muros de carga de mampostería enripiada que sustentaban dos plantas o cuerpos. En la planta inferior se localizaba la cocina con amplia chimenea, el principal lugar de actividad, y pequeñas habitaciones para dormitorio. La planta superior se dedicaba al almacenaje de granos, vituallas y aceites en grandes orzas o atrojes, especie de silos delimitados por paredes y también a estancias de dormir. En numerosos casos se aparejaba ganados de pequeño porte en la segunda planta. En los laterales-esquinas de estas primeras naves originales, se iban con el tiempo agregando habitaciones de almacén, dormitorios, baños o segundas cocinas de matanza y cuadras para animales (burros, ovejas, cabras), conformando finalmente una planta en L o U de naves rectangulares en cuyo interior se ubicaba un patio empedrado con pozo o aljibe. Las cubiertas eran mediante tejas a dos o cuatro aguas. También son de gran interés, el casco histórico antiguo, un poblado camino que se origina por ser cordel de paso ganadero y cruce de varias vías pecuarias, un Molino de Cubo medieval en las inmediaciones del Salto de la Viña y un conjunto de almazara para aceites.

Dificutad: Baja.

RUTA DE LOS ARRIEROS

RUTA 8: La ruta parte del cruce del "Cordel de La Viña ", junto a la carretera N-321 y a la entrada del pueblo de " La Viña ", típica aldea camino de arrieros en donde convergían varios itinerarios históricos. Tras atravesar el núcleo de población, el recorrido transita entre magníficos ejemplos de bosque autóctono de encinas para llegar a la interesante "Hacienda Cortijo del Llano". Desde esta zona amesetada, el itinerario desciende rápidamente hacia el entorno de " La Ratonera ", de gran biodiversidad y calidad patrimonial y, tras ir en paralelo al "Arroyo de La Viña ", cruza el puente en el "Arroyo Blanquillo". Después asciende ligeramente atravesando distintos cortijos, para nuevamente descender todo el arroyo (que además, delimita los términos municipales de Algarinejo y Zagra) hasta el enclave excepcional del "Río Pesquera-Tajos Cerradura", punto de inicio de la "Red Turística Parque Cesna". Nos encontramos en un entorno de valles estrechos que emergen sobre las reducidas vegas, en donde destacan, la "Sierra de La Tosquilla " al oeste y las estribaciones de la "Sierra de Chanzas" al este. Pero quizás su mayor interés radica en la variedad de sus ríos: Arroyo de La Viña , Río Blanquillo y Río Pesquera, y la presencia de enclaves como los Tajos de Cerradura y las colas del embalse de Iznájar, con una sucesión de profundas pozas y tablas interesantes. 

Observaremos continuos cambios en el paisaje, como reflejo de un itinerario que transita por diferentes masas boscosas, algunas de ellas relictas del antiguo bosque mediterráneo antes de ser desplazados por los cultivos extensivos de olivar: los bosquetes de encinar en el antiguo paso pecuario, los retazos del bosque galería de " La Ratonera " o la zona baja del "Río Blanquillo", donde se entremezclan los álamos con sauces, olmos, cañaverales y tarayales. Es sabido que las áreas circundantes a caudales permanentes de agua, actúan como verdaderos corredores ecológicos para la fauna. Por ello, no es de extrañar que podamos observar especies como la Jineta , la Garduña , el Águila Perdicera, el Águila Pescadora (en paso migratorio), la Nutria , la Garza Real , y limícolas diversos (correlimos, cigüeñuelas, chorlitejos). Pero tampoco podían faltar las especies piscícolas, con remontes excepcionales de Barbo Andaluz, el introducido Black-Bass, la Trucha Arcoiris y la abundante Carpa. La ruta transita sobre un antiguo paso de arrieros que movían mercancías entre Loja y Priego, teniendo " La Viña " como descansadero. Los arrieros movían determinados productos básicos para la economía local como betún, hiladuras, sal, pescados en salazón que venían desde la costa de Málaga, cordelería, etc. Jalonando este camino por el que circulaban rehalas o caravanas de caballerizas, aparece un rico patrimonio etnológico con cortijos de gran antigüedad, puentes, caminos medievales empedrados, canteras de piedra para sillería y molinos. Destacan enclaves como Cortijo El Llano (I-III/IV), una hacienda del S.XVII y La Ratonera , zona de gran calidad paisajística con un interesante molino medieval de cubo fabricado con grandes sillares escuadrados. Numerosos cortijos bien conservados aparecen en ruta, destacando el Cortijo de las Juntas como un tipo de hábitat tradicional de aspecto casi original. La ruta finaliza en el excepcional Enclave de La Cerradura , en donde se localizan restos de puentes medievales, una interesante red de acequias y un molino de cubo con doble salto de época nazarita (S.XIV). En este cruce de caminos estratégico de unían dos rutas de gran interés histórico, la propia ruta arriera hacia La Viña y la Vereda Real de Loja a Iznájar; ésta última se adentraba hacia las históricas Tierras de Cesna en dirección a Iznájar.

Dificultad: Baja-Media.

RUTA DEL OLIVAR Y EL ACEITE

RUTA 9: Esta ruta comienza en un camino que conecta con la N-321 , en el tramo que une "Algarinejo" con el pequeño pueblo de " La Viña ", para descender suavemente hasta el entorno de "El Molinillo", ubicado en una zona con dehesas antiguas, encinas centenarias, abrevaderos de ganado y cortijos entre olivares. Tras cruzar "El Arroyo de La Viña " asciende hacia el "Cortijo de Cuenca" para dirigirse posteriormente al nacimiento y el abrevadero de "Cuenca-Doña Juana". El itinerario finaliza unos 700 m más adelante, con un tramo prácticamente llano, al unirse con la Ruta 5 (Ruta del Pastoreo), con dirección al Río Pesquera, por lo que puede ser una buena continuar el recorrido. Es un itinerario abrupto y montañoso sobre todo en su tramo final, con variaciones de altitud durante su recorrido, en donde atravesamos diferentes unidades ambientales, desde las estribaciones calizas de la "Sierra de las Chanzas", las llanuras aluviales del "Arroyo La Viña ", hasta las estribaciones surorientales de la "Sierra de Chite". Al igual que en otras rutas turísticas del municipio, encontraremos un paisaje agrario de olivar, en donde afortunadamente, todavía se conservan bosquetes de grandes encinas en sitios como las "Casas de la Viña " y la "Dehesa del Molinillo". También aparecen masas arbóreas ligadas a los cauces del río, como son las formaciones bien conservadas de sauces y álamos del "Arroyo de La Viña ". La fauna es escasa en esta zona del municipio, en parte debido a la alta antropización del medio y a su uso para cultivos extensivos de secano. Sin embargo, no es de extrañar que de vez en cuando obtengamos observaciones de mamíferos como la Comadreja y el Zorro Común, reptiles como la Culebra Bastarda y la Culebra de Agua, y aves como el conspicuo Rabilargo o el abundante Cernícalo Común. 

La ruta presenta grandes masas de olivar muy maduro dominando la variedad "picual" que ofrece un aceite que puede considerarse entre los de mayor calidad de la cuenca mediterránea. Los inicios del olivar como cultivo predominante se iniciarían durante época romana en la zona de " La Viña Cuenca - Doña Juana", expandiéndose durante la fase andalusí en zonas llanas de vega y piedemontes. El cultivo se extiende sobre todo a partir del S.XVIII a costa de la deforestación de las masas de encinas y quejigos que poblaban la mayor parte del municipio. Antes de las modernas fábricas o almazaras de aceite, éste se extraía mediante molturación con rodillos de piedra movidos por burros, para luego ser la masa prensada y separar el aceite del alpechín (residuo líquido). La alternancia de viejo olivares y relictos de dehesas de encinas da una imagen aproximada del paisaje de Algarinejo anterior al monocultivo actual del olivar. Enclaves como la "Fuente de Cuenca", la "Dehesa de El Molinillo", el "Arroyo de La Viña " o los "Cortijos de Cuenca" y "Doña Juana" representan un conjunto singular del paisaje local. 

Dificultad: Baja-media.

RUTA DE LA FRONTERA

RUTA 10: Esta ruta parte de la conexión con la Ruta 1 (Ruta de la Agricultura). Su trazado transcurre en la red comarcal (NO-2) que al llegar al nodo Puerto Málaga toma giro hacia la izquierda entre olivares, cortijos, almazaras y bosquetes de encinar bien conservado. Después de ascender más de 300 m sobre el perfil del recorrido, este finaliza en la "Noria de Cesna" tras recorrer la NO-12 a "Tierras de Cesna" y así enlazar con la "Red Parque Cesna". Es aquí donde se obtienen las excepcionales panorámicas de la zona central del municipio (Sierras de Castillejos - Chite) o e incluso del Parque Natural de la Subbética al norte del itinerario. No nos debe de extrañar que en este recorrido apreciemos más claramente la morfología que caracteriza a los municipios del poniente granadino: un relieve de cerros alomados de tipo colina sobre depósitos interiores cuaternarios, donde destacan la "Serranía de las Cabreras" al inicio y las "Serranías de Cesna". Sin embargo, pese a la naturaleza caliza de sus materiales, no encontraremos apenas surgencias de agua de gran caudal, sólo escasos nacimientos o pozos mina. En esta típica campiña andaluza, todavía se conservan excelentes manchas de bosque mediterráneo, acompañados de todo un elenco de plantas espinosas y arómaticas y algún que otro Pino Resinero muy diseminado. Habría que destacar, por el excepcional porte de sus pies, los ejemplares de Quejigo y Encina que se hallan en la zona de "Cortijo Mahoma - Cortijo Ventorro", así como en la zona de las "Marrojuelas". 

El entorno de la ruta es, también, rico en aves y mamíferos, sobre todo aquellas de alimentación carnívora, favorecidos por la abundancia de Liebre Común y Perdiz Roja. Podremos observar numerosos ejemplares en dispersión y campeo de especies como el Águila Culebrera, el Águila Real, el Buitre Común, procedentes con toda seguridad de las súbbeticas cordobesas, el Halcón Abejero, el Ratonero Común, el Búho Real, el Autillo, y mamíferos como el Tejón, la Garduña y la Jineta. La frontera entre el territorio musulmán del Estado Nazarita de Granada y el cristiano se mantuvo casi 300 años, entre los inicios del S.XIII y finales del S.XV cuando la zona de Torre Pesquera y Cesna es conquistada tras varias fluctuaciones de los límites territoriales. El poblamiento en la frontera fue muy intenso ya que era un lugar apropiado para el intercambio de productos entre ambas sociedades; las Tierras de Cesna fueron conquistadas por pobladores sirios hacia el año 917, tras las guerras contra las poblaciones mozárabes (cristianos) que se rebelaron bajo la jefatura de Omar Ibn Hafsun. Un dilatado tiempo y un intenso poblamiento histórico han generado un extenso patrimonio arquitectónico, destacando "Torre Pesquera" y "Castillo de Cesna" como baluartes defensivos de la frontera nazarita. Las repoblaciones del S.XVI y el reparto de tierras atrajeron numerosas poblaciones castellanas hacia estas feraces tierras y ricas en agua, cuyo producto más visible es el gran número de cortijos y haciendas que jalonan la ruta. Destacan enclaves como los Cortijos "Marrojuelas", Cortijo "Cruz de Bujeo", "Casa de Bujeo Alto", Cortijo "Nevazo", Cortijo" Ventorro", Cortijo "Mahoma", Cortijos " La Gancha " y la singular "Noria de la Gancha ", una de las últimas norias-pozo movidas con animales.

Dificultad: Baja.

EL PUEBLO

SU GASTRONOMÍA

SUS SENDEROS Y EL ENTORNO

PARA VISITAR

AGRADECIMIENTO:

Colaboración especial de la Oficina de Turismo de Algarinejo, gracias Nuria por hacer posible este reportaje.

RUTA RECOMENDADA:

Visita Guiada por la Finca de caballos Dehesa de las Zanjas acompañados del ganadero Domingo Chinchilla.

Reserva la ruta por el formulario de contacto y obtendrás un 5 % de descuento.

RECOMENDADOS

¿DÓNDE COMER?

Mesón Paquita: Meson paquita es un restaurante ubicado en el paraje el palancar, Algarinejo. Está situado en un entorno rural con un amplio aparcamiento y zona para niños. Su Gastronomía es exquisita, con productos de la zona y excelente servicio. Ve a degustar sus platos disfrutando de la naturaleza que les rodea. Disponen de una carpa de 600 mtrs para todo tipo de eventos, bodas, comuniones, bautizos, comidas familiares,etc. Dirección: GR-5400 Algararinejo, 18280.                                                                    Teléfono: 958 31 22 31, email: mesonpaquita@yahoo.es. Reservas: 617487028, preguntar por Amalia.

Restaurante Casa Piolas: Restaurante de alta comida regentado por Tere y Joseillo Piolas y acompañados de la mano del chef del caviar Diego Gallegos. Su carta se basa en el estilo Slow Food, con variedad de Menús y una excelente Bodega. Dirección: C/ Ramón y Cajal nº1 - Algarinejo. Teléfono: 958 312 251. 

Horario: De Miércoles a Domingo 13:30 a 15:30 y 20:00 a 22:30. ​Lunes y Martes Cerrado.


¿DÓNDE DORMIR? PRÓXIMAMENTE.


¿DÓNDE COMPRAR?

Aceites Algarinejo, S.C.A (Orodeal Premium): Aceites Algarinejo es una cooperativa de más de 700 socios con unas modernas instalaciones, situada en el pueblo de Algarinejo, en el poniente granadino. Producen un aceite de oliva premiado internacionalmente, exclusivo por sus variedades autóctonas y con pendientes superiores al 30%, que le dan un sabor único. Dirección: Carretera Loja-Priego de Córdoba, KM. 36, 18280, Algarinejo. Teléfono: 958-312-529. Horario: Lunes a Viernes de 9:00 a 14:00 h y de 16:00 a 19:00 h.

Panadería El Molino: La Panadería El Molino, cuya apertura se remonta al año 1971, se sitúa en Fuente de Cesna. Disponemos de dulces caseros, hechos a mano y siguiendo la receta de nuestra bisabuela. Nuestro pan de masa madre, así como todos nuestros productos, se hacen con ingredientes naturales y de primera calidad. Dirección: C/ Hornillo, 4, 18295, Algarinejo. Teléfono: 958-314-818.                                                        Horario: De Lunes a Sábado de 7:00 a 14 horas y de 17:30 a 21 horas. Domingos de 17:30 a 21:30.                              

AGARINEJO